2 oct. 2012

08-El Proyecto Montauk - Experimentos en El Tiempo


“PROYECTO RAYO DE LUNA”

Mientras el senador andaba buscando rastros de papel que pudieran revelar los secretos de Montauk, yo sabía que no iban a resolver mis misterios personales ni siquiera un poquito. Yo había sido reconocido por gente que no conocía, y era evidente que tenía grandes y graves bloqueos de memoria. Lo que hizo las cosas tan difíciles de conciliar era que tenía un completo conjunto de recuerdos "normales" que me decían dónde había estado. 

Mi memoria mejoró mientras estuve trabajando con Duncan, y finalmente me di cuenta de que debo haber estado existiendo en líneas de tiempo separadas. Por extraño que parezca, fue la única explicación razonable bajo las circunstancias. 

Como mi memoria estaba todavía en gran parte bloqueada, había tres vías de aproximación al problema.
En primer lugar, yo podría simplemente tratar de recordar la otra línea de tiempo, a través de regresión o de hipnosis. Esto resultó ser muy difícil para mí y fue prácticamente inútil.
Segundo, podría buscar pistas alusorias (en nuestra línea normal de tiempo) de que la pista de otra línea de tiempo, de hecho, existe.
Tercero, podría tratar de encontrar respuestas a través de la tecnología. Esto incluiría las teorías de cómo fue creada la otra pista de tiempo y como terminé yo en ella.
El tercer enfoque fue el más fácil. Me han dicho que muchas personas podrían encontrar esto muy confuso, pero yo estaba familiarizado con las teorías del Experimento Filadelfia y no fui intimidado por la física o el electromagnetismo. Me pareció plausible. El segundo enfoque también resultó ser extremadamente útil, pero las pistas eran difíciles de conseguir. 

Para ahora ya era 1989. Empecé a vagar alrededor de la planta en BJM, donde estaba todavía trabajando. Hablé con diferentes personas y les saqué la información que pude, sin tratar de parecer sospechoso. También estuve caminando alrededor solamente percibiendo mi propia reacción visceral personal a los diferentes lugares de la planta. 

Me irrité particularmente cuando llegué a cierta habitación determinada. Mis entrañas simplemente se batían. Sentí muy firmemente que había algo en esa habitación que me molestaba. Tuve que investigar. Toqué el timbre de la puerta y me dijeron que no podía entrar. Era un área de alta seguridad. Según se informa, sólo diez personas en la planta tenían la autorización adecuada para estar en esa sala. 

He encontrado que casi nadie sabía nada al respecto. Finalmente encontré a dos personas que habían estado allí, pero me dijeron que no podían decirme nada. Uno de ellos debe haberme denunciado, porque el personal de seguridad me visitó poco después. Era hora de poner perfil bajo durante un tiempo.

Aproximadamente un año después de mi investigación inútil, la habitación había sido totalmente despejada. Las puertas estaban abiertas y cualquier persona podía entrar caminando a ellas. Era obvio que allí había habido toda clase de equipos. Marcas de suciedad revelaron que cuatro cosas redondas habían estado en el suelo. Supuse que eran las estructuras de bobinas.

Estaba claro que había habido una consola. También había una enorme línea de energía que seguía corriendo hacia la habitación. Todo el lugar me dio escalofríos, pero yo estaba decidido a encontrar todo lo que pudiera. 

Descubrí un ascensor en la parte posterior de la sala. Entré y sólo encontré dos botones: Piso Principal y Sub Planta. También había un teclado numerado. Apreté el botón hacia el Sub suelo y traté de bajar, pero el ascensor sólo llegaría hasta allí. Oí una voz que me dijo que ponchara en el número de código correcto en el teclado. Yo no tenía el código y un pitido sonó durante unos treinta segundos. Seguridad fue alertada. Acababa de dar con otro callejón sin salida. 

Yo no estaba ganando puntos con seguridad, y era el momento de poner una vez más un perfil más bajo. Empecé a pensar en cómo podía mostrar que algo muy raro estaba sucediendo. 

También recordé extrañas experiencias anteriores que se habían producido mientras trabajaba en BJM. Hubo un período en que, de repente, una curita aparecería en mi mano. ¡Yo no había estado allí hacía quince minutos! No me acordaba habérmelo puesto. Esto ocurrió más de un par de veces. 

Un día, yo había estado sentado en mi escritorio y mi mano de pronto comenzó a doler. El dorso de la mano estaba dolorido, y había una curita en el. Sabía absolutamente que no me había puesto esa curita, ni hubiera tenido que ponérmela. Me volví muy perspicaz.

Me levanté y bajé donde la enfermera.
Y le dije, "Esto puede sonar loco, pero, ¿estuve yo aquí por una curita?"

"No, tú no has estado aquí", me dijo.

Le pregunté de dónde lo había conseguido, y ella dijo: "Debes de haberlo conseguido de uno de los kits de primeros auxilios. ¿No te acuerdas? " 

"Sólo estoy tratando de entenderlo", dije, y me salí. Pensé en mi mente, "yo no iba a conseguir una curita en la BJM, excepto de la enfermera de la compañía."
Quería un disco, así que hice una convicción de que nunca iba a utilizar un kit de primeros auxilios.

Finalmente me recordé la razón por la que había sufrido tantas lesiones a mis manos. En mi realidad alternativa, con frecuencia tenía que mover diversos equipos. Yo era casi el único que podía moverlos, ya que la mayoría de la gente se enloquecía cuando estaban cerca de ellos. Por alguna razón, a mí no parecía molestarme. Pero era pesada y difícil de maniobrar. Sin nadie que me ayudara, las manos golpeadas y las curitas se convirtieron en una ocurrencia regular. 

Me mantuve en mi convicción de no utilizar ninguna curita de los botiquines de primeros auxilios. Seguí consultando con la enfermera cuando aparecían, y los registros indicaban que nunca había estado donde ella. 

Como se trata de una irregularidad, se debe haber informado a Seguridad.

Ellos me visitaron y me dijeron:
"¿Por qué preguntas acerca de las curitas, Sr. Nichols?"
Yo sabía que no debía seguir con eso. 

Recordando estas experiencias con las curitas me ayudó a estimular mi memoria hasta 1978.

Me acordé haber estado sentado en mi mesa de trabajo de un día. De repente, sentí el olor de transformadores quemándose. Era picante, como el olor del alquitrán ardiendo. Llegó y desapareció muy rápido. Esto ocurrió a las 9:00 de la mañana. El resto del día continuó con normalidad hasta las 4:00 de la tarde, cuando toda la planta empezó a oler a humo pútrido de la quema de transformadores. 

Pensé para mis adentros, "ese es el mismo olor que olí a las 9:00 de esta mañana." Pero ahora se me ocurrió que el caso probablemente no había ocurrido en el momento en que yo pensaba. No se puede quemar un transformador y hacer desaparecer el olor tan rápido como había llegado esa mañana.

Muchos más eventos de esta naturaleza habían ocurrido. Cada rompecabezas tendía a confundir la cuestión general. Flujos de personas desconocidas continuaban reconociéndome.

Empecé a recibir mensajes ejecutivos que normalmente serían para el vicepresidente de una empresa. Por ejemplo, sería preguntado a venir a una conferencia relativa a las patentes. Yo no sabía de lo que estaban hablando. También fui llamado a reuniones con un ejecutivo determinado. Él siempre parecía muy agitado cada vez que hablamos. 

La mayoría de las investigaciones que he recibido de estas personas eran sobre el Proyecto Rayo de Luna. Yo no sabía lo que era. Pero un día, tuve un impulso intuitivo. En el sótano del edificio de la BJM en Melville había un área de muy alta seguridad. Conscientemente, no tenía autorización para estar en esa área, pero entré de todas formas.

Normalmente, cuando uno camina de una zona de seguridad a otra, uno debe entregar al guardia su placa y él de entrega otra placa (con una denominación diferente). Esto le permite caminar en el área de seguridad. Simplemente fui y le di mi tarjeta de identificación de la zona de menor seguridad, y, ¿sabes? Él me dio una placa con mi nombre en ella! Yo tuve una corazonada y funcionó. 

Di la vuelta y dejé que la agitación en mis entrañas determinara qué dirección debía tomar. Terminé en una elegante oficina de paneles de caoba. Había un amplio escritorio con una placa en la que decía,
"Preston B. Nichols, Director Asistente del Proyecto".
Esta fue la primera prueba física tangible que tuve de que algo fuera de lo ordinario estaba ocurriendo, definitivamente. Me senté en la mesa y miré todos los diarios.

Era imposible sacar papeles del lugar, ya que sabía que sería registrado muy eficientemente en mi camino fuera de esta área de alta seguridad. Por lo tanto, me memoricé todo lo que vi, a lo mejor de mi capacidad. Aquí tenía toda una segunda carrera de la que no sabía casi nada! Ni siquiera puedo hablar sobre la mayor parte de ella. Es de alto secreto.

Estoy limitado a no mencionarlo durante treinta años, a causa de un acuerdo que firmé cuando me fui a trabajar para BJM. Sin embargo, no firmé una sola cosa en relación con las actividades del Proyecto Montauk. 

Revisando el material, pasé cerca de seis horas en mi oficina recientemente descubierta. Entonces, decidí mejor volver a mi trabajo regular antes de que terminara el día. Devolví mi placa y me fui. Pasaron un par de días antes de decidir que era tiempo de volver y comprobar las cosas de nuevo. Una vez más, le entregué mi placa al guardia, pero esta vez no me dio nada a cambio.

Él dijo:
"Por cierto, el Sr. Roberts (nombre ficticio), quiere verte."
Un hombre, un Sr. Roberts salió de una oficina que tenía escrito en su puerta "Director del Proyecto".

Me miró y dijo:
"¿Para qué quiere venir aquí, señor?" 
"Para llegar a mi otro escritorio ", le contesté. 
Él dijo, "Usted no tiene ningún otro escritorio aquí."
Señalé a la oficina donde había estado mi escritorio. Pero cuando entré en la habitación con el director del proyecto, me encontré con que ya no estaba. En el par de días desde que había estado allí, había sido eliminado todo rastro de mí mismo de esa habitación. 

Alguien debe haberse dado cuenta de que había visitado mi oficina cuando no debía haberlo hecho. Que había entrado en un estado normal mental que no era de su agrado. Aparentemente no habían encendido el programa (cambiándome a mí a una realidad alternativa) para ese día en particular y deben haber estado preguntándose por qué había aparecido allí.

Deben haber concluido que el proceso estaba filtrándose y que yo, de alguna manera, fui capaz de recordar mi existencia alternativa. Como resultado, detuvieron todo. Nuevamente fui tirado de lado a través de canales de seguridad y se me dijo que si yo decía una sola palabra de lo que había visto, sería encerrado en la cárcel y tirarían la llave. 

Traté de pensar en otros incidentes extraños que habían ocurrido. Yo mantuve un ojo perspicaz y había estado experimentando dos existencias separadas. ¿Cómo diablos había estado en Montauk y trabajando en BJM, al parecer, durante el mismo período de tiempo? Yo ya había llegado a la conclusión de que había estado trabajando en dos empleos simultáneamente, porque hubo un período de tiempo en que yo llegaba a casa y estaba totalmente agotado. 

En este punto, todo lo que usted ha leído era todo un enorme lío de confusión en mi mente. Yo sabía que había estado trabajando en dos líneas de tiempo separadas o tal vez más. De hecho, había descubierto un poco, pero era más confuso que claro. Sin embargo, en 1990 fui capaz de hacer un importante avance.

Había comenzado a construir una antena Delta T* en el techo de mi laboratorio. Un día, estaba sentado en el techo y soldando todos los bucles juntos en cajas de despacho (que transmiten las señales de la antena hacia abajo, al laboratorio). 

* Una antena Delta T es una antena de estructura octahedronal que puede cambiar las zonas horarias. Está diseñado para curvar el tiempo. Delta T = Tiempo Delta. Delta es utilizado en la ciencia para mostrar el cambio y "Delta T" se refiere a un cambio en el tiempo. Más información sobre la naturaleza de esta antena será abordada posteriormente en el libro. 

Aparentemente, mientras estaba sentado allí, y sosteniendo los alambres para soldarlos, las funciones del tiempo estaban haciendo que mi mente cambiara. Mientras más soldaba, más consciente me volvía.

Luego, un día - ¡bang! – Toda la línea de memoria reventó para mí.

Todo lo que podía imaginarme era que la antena delta T estaba almacenando ondas de flujo de tiempo mientras estaba yo conectándola. Sólo seguía presionando mi mente un poco con respecto a la referencia del tiempo. La antena estaba acentuando el tiempo (doblándolo) y suficiente curva fue creada de modo que estaba inconscientemente en dos líneas de tiempo. Este fue el descubrimiento de mi memoria. 

Cualquiera que sea la explicación, yo estaba muy contento de haber recuperado gran parte de mi memoria. También creo que mi teoría sobre la antena Delta T es la correcta, porque cuanto más tiempo que pasé trabajando en la antena, más recuerdos regresaron. A principios de junio de 1990, todos mis recuerdos clave habían regresado. 

En julio fui despedido. A raíz de mi despido, todas mis estrechas conexiones fueron también retiradas. Después de haber trabajado en BJM durante la mayor parte de las dos décadas, ya no tenía ningún vínculo o amigos en la empresa. Mis fuentes de información habían sido efectivamente rotas. 

Ahora tiene usted una idea general de las circunstancias bajo las que recuperé mi memoria. La siguiente parte del libro contiene la historia del proyecto Montauk que incluye una descripción general de la tecnología involucrada.

Está basada en mis propios recuerdos y en la información que ha sido compartida conmigo por mis varios colegas involucrados con el Proyecto Montauk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículos